domingo, 26 de enero de 2014

Por qué debes ver Enlisted

Enlisted es una de las mejores comedias de Fox en la actualidad. Lamentablemente, el horario no ayuda mucho al rating. Vamos, no lo llaman la “maldición de viernes por la noche” por nada, pero no cometamos un error, Enlisted vale la pena y Fox lo sabe, por eso retraso su estreno (se supone que debía ser estrenada la temporada pasada) y con solo dos episodios al aire, volvió a cambiarlos de horario. Bien por Fox que está tratando de enmendar su error. Ahora, después de Bones, Enlisted sale al aire y la estrategia parece haber funcionado porque la serie subió a 3.23 millones / 1.0 en demo. 


Antes, media hora después de Bones, ahora después de Bones. ¿Quién diría que Bones sería un buen colchón?

Enlisted----> So far, so good!

Vayamos a lo nuestro, por qué debes ver Enlisted porque es diferente cualquier otra comedia en la actualidad. Sí, esto lo decimos a cada rato, pero en este caso es cierto. Desde Mash no ha habido otra comedia sobre soldados. Es más, Enlisted es probablemente la primera serie en centrarse en una base donde los soldados no participan en guerra y cuidan a las familias de los soldados que van a la guerra. Pero no pienses mal, no es una serie de perdedores, es una comedia patriótica que resalta hasta la labor más mínima de los soldados.

Soldados... diferentes...

La Banda de Hermanos

La serie tiene como protagonistas a 3 hermanos, Pete Hill (el mayor), Derrick (el del medio y el rebelde) y Randy (el menor y el más inocente). El sargento Pete Hill es el único de los hermanos que logró ir a la guerra e hizo un tour en Afghanistan, luego fue degradado y ahora tiene que servir en el Fort McGee donde se encuentran sus hermanos. 


Los hermanos Hill tienen un saludo particular que esa cogerse la cabeza. Un saludo inculcado por su padre, quien también es la razón por la que se convirtieron en soldados.

Geof Stults, Chris Lowell y Parker Young (Pete, Derrick, Randy, respectivamente) es el 75% del por qué deberías ver Enlisted. No solo es un excelente trío cómico, sino que también que su carisma es gran parte de lo especial del show. Pete es el “demasiado cool” para estar aquí, Derrick, el más relajado, pesimista y aguafiestas, mientras que Randy es como un cachorrito al que quieres proteger. De hecho, el personaje de Young me recuerda al amigo del hermano de Kevin Arnold que se enlista en el ejército y regresa traumado de la guerra, claro que Randy no tiene ese trauma, pero tiene ese aire inocente que lo hace hipersensible.


Geof Stuff: Lo vimos en el desaparecido spin off de Bones, The Finder. Es como un Nathan Fillion más joven y en forma. Encantador, guapo, y chistoso. 

 El Sargento Pete tiene como misión entrenar a un grupo del forte. Y por supuesto, el grupo está llenos de freakies con cero potencial de llegar a servir en campo. Entre ellos se encuentra, Tania Gunadi, quien le da vida al Private Park. Nos centramos en Park porque tiene los mejores diálogos. ¿Por qué será que los americanos siempre explotan el lado kinky de los chinos? Además del grupo tenemos a la sargento Jill Perez, el posible intereses amoroso de Pete, o por lo menos con la que le gusta competir y coquetear. Estos dos tuvieron diferentes retos en el segundo capítulo y salieron empatados en todo. 

Pete y su forte, donde el soldado más entusiasta es Randy.

Dale un chance antes de que se convierta otra serie brillante pero cancelada

¿Saben lo difícil es que los americanos se burlen de su ejército? Tenemos miles de series donde el soldado es visto como un héroe y todo lo relacionado a las fuerzas armadas son glorificadas.  Ahora, Enlisted también resalta ese lado patriótico pero lo hace desde otra perspectiva. Quizás la más humana, la que hace que el ejercito funcione, la que convierte a los soldados en una familia, pero lo hace de tal modo que nos divierte.
 

domingo, 19 de enero de 2014

Clasificando series policiales



Poli subestimada: Karen Sisco 

En teoría, la idea de darle una serie al personaje que interpretó Jennifer López en Out of Sight parecía buena, sobre todo después del éxito del filme, pero en 2003, pocos apreciaron las virtudes de Karen Sisco.  Carla Gugino le dio vida a la U.S. Deputy Marshal Karen Sisco, cuyo trabajo era perseguir y capturar fugitivos, mientras luchaba por ganar el respeto de sus compañeros. Karen Sisco tenía sus propios métodos para conseguir lo que quería, pero jamás logró conquistar a los televidentes. Ni si quiera el encanto natural de Carla Gugino pudo salvarlos de la cancelación. En retrospectiva, Karen Sisco abrió el camino para las consecuentes series donde la mujer policía no solo es protagonista, sino el personaje complicado que cuesta descifrar pero que siempre quiere hacer lo correcto y de manera profesional.  Vale la pena mencionar que TvGuide incluyó este programa como uno “cancelado demasiado pronto”.

Poli hilarante: Loca academia de policías


Consolidada como una saga legendaria, compuesta por siete películas y dos series, Locademia de policía es uno de los pilares de la comedia policial, cuya característica principal es el humor frontal, negro por momentos, simple y dependiente de la comedia física, por otros. En su salto a la televisión; Locademia de policías: la serie animada tuvo dos temporadas mientras que Locademia de policías la serie, protagonizada por Joe Flaherty sólo logró tener una temporada.


Poli brutal: NYPD Blue

Este clasico de los 90 ‘s, le dio una mirada, quizás la más realista, al trabajo policial. La serie duró 12 años abordando el drama del equipo del 15vo. Precinto de Manhattan y tuvo tantos personajes como controversias.  Para muchos, NYPD Blue pecó en el uso excesivo de un lenguaje obseno, los recurrentes desnudos y la violencia, pero para otros, era parte del “realismo” que tanto le gustaba a la gente. Pese a todo, NYPD Blue es considerada una de las mejores series de los 90’s y Dennis Franz sigue siendo reconocido como Andy Sippowicz. De hecho, “True Confessions” es parte de los 100 mejores episodios de todo el tiempo según TvGuide.


Poli casi supernatural: Touching Evil

En el 2004, USA Network tuvo la brillante idea de adaptar la serie británica Touching Evil para la televisión americana con Jeffrey Donovan como el detective Creegan, dejando de lado lo más importante de la serie;  la habilidad de Creegan para sentir a los criminales. En lugar de eso, producto de un disparo en la cabeza, Creegan perdió el sentido de la vergüenza y no puede controlar sus impulsos. Tras las críticas y la mala recepción, la versión americana fue cancelada en su primera temporada, mientras que la británica logró 3 temporadas.


Poli tierno: Rex, un policía diferente

Por increíble que suene, esta serie no solo tenía como protagonista a un perro, sino que también ayudaba a resolver los casos. El can era una especie de niño prodigio capaz de mostrar sus sentimientos y actitudes. Rex es una serie tierna, diferente y fresca.


Poli por descifrar: Chicago PD

Siempre es bueno volver a ver a Sophia Bush, sobre todo para quienes extrañamos a Brooke Davis, pues, ahora la tenemos en Chicago PD como Erin Lindsay. Esta serie de Dick Wolf parece tener la misma suerte que Chicago Fire (después de todo es su spin off), poco a poco esta agarrando ritmo y poniéndose interesante. Sin embargo, hay que aclarar que eso no quita que el piloto es lento y no atrapa al televidente de inmediato. Tampoco ayuda que a cada rato nos recuerden que Voght solía ser un policía corrupto que ahora maneja un equipo de inteligencia, en lugar de simplemente mostrarlo. Voight es malo, pues, déjenlo ser malo. Erin tiene una conexión con Voigh y también parece tener un apego especial con su compañero Jay Halstead.  Chicago PD ha tenido reviews positivos y negativos, pero el rating parece favorecerles. Desde mi perspectiva, Wolf ha perdido su toque especial, pero eso no significa que no siga siendo bueno en lo que hace.


Poli sensible: Third Watch

Hay diferentes tipos de series policiales, y dentro de todo, Third Watch es una de las más sensibles al enfocarse en dramas intensos, pese a que también fue criticada por la violencia y el lenguaje utilizado. Esta serie tuvo éxito al presentar las tres ramas de los servicios de emergencia de Nueva York; la policía, los bomberos y los paramédicos de manera honesta. Third Watch trató los eventos que rodearon el 11 de setiembre sin mostrar el hecho en sí, aunque enfocándose en las consecuencias tanto emocionales como físicas. El capitulo “in the Own Words”, en el que se introdujo entrevistas de personas reales del NYPD y FDNY que respondieron a los ataques del 9/11 en Las Torres Gemelas, fue premiado con un Peabody.


Poli potencial: Brooklyn Nine Nine

Aquí no tenemos un caso per se que resolver, los sucesos dentro de la comisaría y la interacción entre los personajes es el pretexto perfecto para la comedia. Protagonizada por Andy Samberg y Andre Braughet, Brooklyn Nine Nine se ha convertido en la sorpresa de los Globos de Oro llevándose el premio a la mejor comedia y al mejor actor de comedia.  


Poli intelectual: The Wire

Cuando un premio Nobel como Mario Vargas Llosa elogia la producción y el guión de una, definitivamente hay que prestarle atención. Ya lo decía el País, The Wire es todo lo contrario a lo que una serie policial debe ser. Mientras que otras series son completamente perfectas y rápidas, The Wire se toma su tiempo, se enfocándose en los detalles, trabajando en silencio. Un solo caso puede durar toda la temporada y esa es la belleza del guión.


Poli encantador: Castle

Bien podría ser considerado como otra serie de procedimientos, (incluso tiene la misma estructura), si no fuera por sus protagonistas, la dinámica y química entre Nathan Fillion y Stana Katic es la verdadera razón detrás del éxito de Castle. Aunque tampoco podemos obviar que sus capítulos tienen un guión inteligente con giros sorpresivos, además de contar con un elenco de lujo. Kate Beckett es uno de los mejores personajes femeninos escritos en este tipo de series y fue desarrollado e interpretado de tal forma que los espectadores pudimos ser testigos de sus luchas internas antes de estar con Richard Castle, pero entre todos sus dilemas, Beckett jamás dejó de lado su profesionalismo como policía. Castle ya tiene 6 temporadas, y los escritores no parecen haberse relajado ni un poco. Cada temporada es mejor que la anterior.


Poli Ejemplar: Los Hombres de Paco

Desde mi punto de vista, LHDP tiene la perfecta combinación de la comedia, el drama y la acción en una serie policial. Y no miento al decir que la sincronización de estos elementos, a  veces, ni si quiera tenía sentido, Los Hombres de Paco podían ser muy dramáticos en un momento e increíblemente hilarante en otros con musicales de por medio salidos de la nada. Con diálogos reflexivos, personajes atípicos e imperfectos más historias fueras de lo común, esta serie española es una de las mejores parodias policiales de los últimos tiempos.  

Mención honorable: Poli de procedimientos: CSI-NCIS -Criminal Minds

Estas series son clásicos televisivos del siglo 21, que no solo revolucionaron la televisión, sino además el mundo judicial con el “efecto CSI” . En estas series prima la rapidez, la tecnología, la representación exagerada de la ciencia forense y el trabajo en equipo. Aquí tenemos testigos perfectos que recuerdan todos los detalles, la investigación es inmaculada y los buenos siempre consiguen atrapar al malo. Un nuevo capítulo, un nuevo caso y (casi) siempre, este es solucionado en los 45 minutos, obviamente este tipo de cosas iba a influir en el publico, quien ahora tiene una vista simplista del mundo de la criminalística.
 

martes, 14 de enero de 2014

Brooklyn Nine Nine y el por qué ganó dos Globos de Oro


Una de las grandes sorpresas, por no decir la más chocante (en el aspecto televisivo por lo menos) son los dos Globos de Oros que se llevó Brooklyn Nine Nine. El primero se fue a las manos del carismático Andy Samberg como mejor actor en una serie musical o comedia y el segundo reconoció a la serie como la mejor serie cómica. ¿Pero por qué exactamente Brooklyn Nine Nine se llevó este prestigioso galardón venciendo a comedias ya consolidadas como The Big Bang Theory, Girls o Modern Family? La respuesta es simple, Brooklyn Nine Nine vuelve a lo básico en lo que se refiere a una comedia de acción americana. Sin embargo, no es mejor que las ya mencionadas, ni tampoco peor. 


Brooklyn Nine Nine

El show de los secundarios

Si bien es cierto, la prensa extranjera reconoció con el Globo de Oro el talento cómico nato de Andy Samberg, quien se dio a conocer en SNL con sus cortos digitales, no es la única razón por la cual Fox decidió darle un chance a Brooklyn Nine Nine y es que cualquiera que conoce el trabajo previo de Samberg puede darse cuenta que continúa con la misma línea de los personajes que interpretó en los sketch en Saturday Night Live.


El detective Jake Peralta tiene un lado infantil pero eso no le quita que es bueno en su trabajo, quizás demasiado perfecto, siempre saliéndose con las suyas.

Samberg está acompañado de un grupo particular que convierte a esta comedia de situación en una bomba hilarante de momentos surreales, aunque se trate de un guión simple. Todo comienza cuando  Ray Holt (Andre Braughet) llega a la comisaría como el nuevo Capitán que viene a poner orden y acabar con el libertinaje de Peralta, quien es rey de la comisaría. Holt no sólo tiene que lidiar con el rebelde de Jake Peralta, sino también con su peculiar grupo que incluye al policía miedoso Terry Jeffords (Terry Crews), a la competitiva Amy Santiago (Melissa Fumero),  a la irritante y misteriosa detective Rosa Diaz (Stephanie Beatriz), al entusiasta pero torpe Charles Boyle (Joe Lo Truglio) y a la “especial” secretaria Gina Linetti (Chelse Peretti). Esta diversidad de características convierte este equipo en un grupo desastroso, pero en lo desastroso está lo gracioso. 


Lo bueno de este grupo es que Samberg no se opaca ni tampoco brilla junto a ellos. Es el elenco en compacto lo que hace que esta comedia funcione.

Parodiando a las comedias policiales


Brooklyn Nine Nine se burla de los policías, se burla de sus las comedias, se burla de sí misma. Es una serie subestimada en comparación a las grandes comedias. Como lo dije en un principio, Brooklyn 99 es una de las comedias más simplistas de la temporada y como suele suceder, puedes ver cualquier capitulo sin un orden especifico para entenderlo. No obstante, para ser justos, los tres primeros capítulos no son tan buenos que digamos. De nuevo, no es el show de Adam Samberg, lo que es inusual porque partió de esa premisa, obviamente él es el protagonista, pero no la estrella. Tampoco se enfoca en los casos policiacos, aunque a veces lo utilicen como pretexto para el punto de las bromas. 


El dúo dinámico.

Lo que sucede en comisaría es comedia clásica, escrita de manera inteligente, tiene diálogos clichés pero que en conjunción con la comedia de personajes agradables lo termina convirtiendo en una comedia fresca. El elenco es la vida de este show y el dúo conformado por Samberg y Braugher (quien aparentemente puede hacer de todo) solo es una de las dinámicas que te hacen querer seguir viéndolo. Mención aparte merece Chelsea Peretti, que en su rol de la sarcástica y peculiar secretaria Gina Linnete, me recuerda a una versión joven de Sarah Silverman. Recientemente, Fox le otorgó a Brooklyn Nine Nine una temporada completa y con los dos Globos de Oro que ganaron el último domingo, existe la esperanza de una segunda temporada.